Integración de Sistemas

Integración de Sistemas

Api Management, SOA, Middleware, Bigdata, ETL

El desarrollo de integración de sistemas es un proceso que cuenta con dos grandes fases de trabajo. En primer lugar, ejecutamos la fase de preparación, donde diagnosticamos a la empresa con una necesidad, así como también, se evalúa el ecosistema tecnológico existente, con el fin de presentar una propuesta adecuada con el grado de madurez tecnológico y que se desarrolle en concordancia con los requerimientos específicos de la organización.

En la segunda fase o fase de desarrollo, contamos con tres niveles de trabajo. En el primer nivel, definimos el alcance general de proyecto, los criterios de éxito y el tipo de arquitectura que se utilizará para lograrlo. En el segundo nivel consiste en el setting o configuración inicial, realizamos una preparación de los equipos de trabajo, los criterios de arquitectura, definimos el backlog y la duración de las iteraciones.

La fase final del proceso de integración, lo centramos en el desarrollo de los sprint o iteraciones de trabajo. Comenzamos con el diseño y análisis de las historias de usuario -que son las necesidades o requerimientos del cliente-, al mismo tiempo que desarrollamos los componentes de software, los que posteriormente son sometidos a una evaluación de eficiencia.

Durante todo el proceso de integración, utilizamos las mejores prácticas agile, metodologías y estándares de trabajo, herramientas de comunicación y apoyo al cliente.

Integración continua

es el proceso en el cual, a través, de distintas tapas y herramientas, se garantiza la continuidad del producto que se desarolla, para así garantizar la calidad del software. Es un modelos informático consistente en realizar integraciones automáticas de un proyecto, de forma constante, para detectar posibles fallas o alteraciones, y corregirlas lo antes posible.